• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El hijo de mi marido: una película con apariencia de telenovela

Un hijo que quiere recuperar el tiempo perdido con su padre termina enamorado de su madrastra | CORTESÍA QUEIROZ PUBLICIDAD

Un hijo que quiere recuperar el tiempo perdido con su padre termina enamorado de su madrastra | CORTESÍA QUEIROZ PUBLICIDAD

La ópera prima de José Simón Escalona tiene a la belleza y la juventud como tema central, y está dirigida al público femenino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando José Simón Escalona fundó su productora Épica Televisión, Televen lo contrató para que realizara dos telenovelas, pero su intención original era hacer unitarios para la pantalla chica. Hasta que un día se le ocurrió que, por qué no, era momento de liderar un proyecto cinematográfico.

El dramaturgo empezó a trabajar sobre el guión de su obra Hipólito velado, del año 2000, y lo amasó hasta darle un formato para cine. Esa fue su catarsis al quedarse sin trabajo luego del cierre de RCTV.

El primero en leer el texto fue su compadre y colega Javier Vidal, quien inmediatamente quedó prendado del personaje de Antonio Merino, un magnate mujeriego del mundo del modelaje, casado con una hermosa joven y que descubre un descendiente no reconocido que llega a su vida 20 años después para cambiarlo todo. El título: El hijo de mi marido. Suena a telenovela de las nueve, pero en realidad es una película venezolana que se estrena hoy en varias ciudades del país.

Los ingredientes son los mismos: el drama de una familia millonaria, luchas de poder, amor, traición, estereotipos y mucha piel.

Porque si algo resalta en El hijo de mi marido es el color carne. Sobre todo de los hombres. Si el espectador parpadea un segundo se encontrará de frente, y sin razón aparente, con un pene a medio cubrir.

Pero todo es intencional.

En un país de novela, pero sobre todo novelero, nadie deja nada al azar. José Simón Escalona menos. “Estamos apostando muchísimo a las mujeres, que son nuestro público target. La película está llena de aspiraciones, tiene romanticismo, drama. A ellas les gusta que los hombres las lleven al cine y ellos podrán disfrutar, también, de la belleza femenina”.

Eso último no se pone en duda, tomando en cuenta que una beldad como Claudia La Gatta lidera el elenco en su segundo papel protagonista en la gran pantalla. Interpreta a Fedra, una modelo que se casó con el jefe y se convirtió en la dueña de la agencia para la que trabajaba. A pesar de su experiencia, prefiere abrirle camino a nuevos talentos. La acompañan Dayra Lambis, Raquel Yánez y Silvana Continanza.

Daniel Elbittar da la cara por los hombres. Como Héctor, el supuesto hijo del mandamás, hace y deshace con la empresa, aunque su objetivo principal es conquistar a su madrastra. Al actor le precede su trayectoria en la televisión internacional. Están con él Raúl Olivo, Juan Carlos Pabón, Héctor Peña, Michel Cohn y Eben Renán.

La belleza es el tema central de la película, rodada en apenas seis meses en Caracas sin mayores logros técnicos ni actorales. José Simón Escalona, que siempre se ha encantado por una buena apariencia, explica sin tapujos por qué escogió a gran parte de su casting joven del mundo del modelaje, aunque no tuviesen tanto ruedo en la actuación.

“La belleza física de la juventud es, como dicen los poetas,  un ‘divino tesoro’ que tienes que aprovechar en su momento. Es sinónimo de salud, también. Además, es importante para mí ser plataforma de inicio para nuevas generaciones, sobre todo ahora que cada vez hay menos producción nacional”, agrega.

Los peso pesados de la producción son, además de Vidal, Rosario Prieto, Amanda Gutiérrez, Nacarid Escalona y Alfonso Medina.


El hijo de mi marido

Drama. Venezuela, 2013

Director: José Simón Escalona

Desde hoy en cines

Circuitos Cinex y Cines Unidos